Sorprendentemente y teniendo en cuenta la pequeña superficie que ocupan los ojos en nuestro cuerpo, los accidentes oculares suponen un 10% de los accidentes laborales, en la mayoria de los casos se relacionan con el sector industrial y la construcción aunque no hay que desdeñar los casos de lesiones oculares  por accidentes domésticos.
Antes de empezar un trabajo no debemos descuidar nunca la protección ocular, así el uso de gafas apropiadas al tipo de trabajo que pretendemos realizar, teniendo en cuenta los materiales y las herramientas a utilizar, debe ser una norma.
Los equipos de protección ocular nos evitaran posibles accidentes como salpicaduras, impacto de partículas y nos protegerán de las dañinas radiaciones solares y otro tipo de radiaciones artificiales, también muy dañinas como por ejemplo la soldadura eléctrica o a gas, las lámparas UV, infrarrojos, etc.



CONFIANZA EN La Casa de Pinturas

Envíos realizados con
Formas de pago
Nuestro sello de garantía